sábado, 27 de septiembre de 2014

Mis palabras te inventan


Mis palabras
te inventan,
te vuelven eterna,
te iluminan en el momento
en que más bella te ves,
te devuelven la alegría
de los días felices,
te hacen inolvidable.
Mis palabras te seguirán 
soñando siempre
en los ojos de aquel que las lea.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Tu silencio



Tu silencio
cae sobre mí,
me espera
en la puerta de la casa, 
en sueños lo oigo caminar a mi lado.
Me grita cada día
que todavía eres la más presente 
de las ausencias;
que aunque ya no hay amor,
aún no llega el olvido.
Tu silencio me derrota.

La tristeza

La tristeza es niebla
que cubre mi geografía.
Me deja a ciegas, ensimismado,
mudo, torpe,
silencioso, abandonado
a todo lo que llamamos vida.
La tristeza me envuelve
como noche donde la oscuridad
se llena de silencios
y no se ve nada, salvo la misma tristeza.
La tristeza duele por entre las venas
y me encoge. Me debilita.
Ya no hay bosques de sueños,
sólo un lago oscuro, quieto,
tenebroso y solitario
en medio de la noche
y se llama tristeza.

Un bello sueño


Después del último beso,
de ese día en que sin saberlo
ya no volveríamos a vernos,
te convertiste
en una derrota maravillosa,
en la más bella derrota.
La vida ha seguido su curso
y me ha llevado con ella 
 a otros mundos,
pero ese último beso
fue un sueño perfecto.
Ahora después de que han pasado
los días de mi vida,
sé que lo nuestro
fue un sueño, un bello sueño
que nunca sucedió.

Tu recuerdo


Cada día
al volver a la vida
en busca de otros sueños
tu recuerdo me sonríe.
Tu recuerdo me puebla 
de imágenes nuestras,
de palabras de amor
y de tiernos susurros.
Se hace un nudo de tristeza 
en mi garganta.
Cada día
cuando alguien habla de amor
tu recuerdo me llama
y la nostalgia
se hace inevitable.

Mi amor aún late


Mi amor aún late
por cada mirada tuya;
tiembla
con el recuerdo de tus ojos.
Mi amor es
como un náufrago
que aún espera
regresar a tu mirada,
abandonar 
este mar de soledad.

jueves, 25 de septiembre de 2014

*Bellas tristes fotos

Bellas tristes fotos,
recuerdos de lo que nunca volverá,
con la sonrisa de ella 
y sus sueños en la mirada.
Bellas tristes fotos
con la alegría de la vida
aún en blanco y negro.
Bellas tristes fotos
detenidas en el tiempo,
que despiertan los fantasmas
de un amor que se fue.
Bellas tristes fotos
guardadas en un altillo perdido,
con su eternidad olvidada.
Bellas tristes fotos
que no hablan, pero lo dicen todo.
Bellas tristes fotos
que no pueden devolverme nada,
salvo esta melancolía que me embarga
cuando vuelvo a verte
en una foto bella y triste
que aún esconde tus recuerdos.

martes, 23 de septiembre de 2014

El último otoño

Soy un universo

deshojándose,

desbordado de otoño,

de melancólicas miradas,

de árboles olvidados

como amores de camino.

Soy mi último trayecto.

Estoy acercándome

al destino. Hace frío afuera.

Y tengo miedo,

miedo de no despertar

ya más, de no volver

a abrir los ojos

y estar entre tus sueños.

*Qué difícil amarla

Qué difícil amarla
y sólo poder manifestarlo
con torpeza, pues no sé hacerlo mejor;
querer estar con ella,
pero preservar al mismo tiempo
mi necesaria soledad;
hablar con ella
sin saber bien lo que quiero
y lo que soy;
seguir siendo sin perderme
en lo que ya no soy;
entenderme y aceptarme
cuando cada día al amanecer
ya soy otro;
aceptar que nunca soy el mismo
aunque me sienta el mismo;
comprenderla,
porque ella también cambia continuamente
y casi siempre
sólo somos fugaces instantes 
del deseo y el amor;
conocer la alegría y la dicha
y resignarme a perderlos 
una y otra vez.
Qué difícil ser este cambio continuo
que es mi destino,
este amor secreto que no cesa
y saber que jamás caminaremos
tomados de la mano 
por una calle llena de gente
ni nos diremos una vez más
lo mucho que nos amamos.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Pájaros de fuego

Anoche soñé
que en tu memoria
vivían pájaros de fuego.
Pajaros que llevaban
en su boca el nombre mío.
Que cada noche
regresaban desde tu memoria
a mis recuerdos
y que al acercarse a mí
prendían fuego
a mi imaginación.
Yo era pasto de las llamas
y todo a mi alrededor
era fuego enamorado.
Sé que era solo un sueño,
pero esta mañana al despertar
mi cuerpo ardía,
ardía de amor por ti. 

El silencio


Qué respuesta tan clara
es el silencio:
como una muerte repentina,
como si uno para el otro
no tuviera más valor que la nada,
como si nunca
nos hubiéramos soñado y amado.

sábado, 20 de septiembre de 2014

La miras una vez más

La miras 
una vez más
y entiendes 
que no puedes volver,
porque sería matar
el amor que hubo entre los dos,
dejar de soñar sus besos
y no volver a intuir
su piel sobre tu piel.
La miras una última vez más
y en silencio 
te llevas para siempre
lo mejor de los dos:
un recuerdo maravilloso.

La vejez

Así pues esto es la vejez.

Un montón de recuerdos

desparramados en el ayer.

Dolores que no cesan

y que se callan.

Unas ganas locas

de quedarse sentado

mirando un mar que no se volverá a nadar.

Besos y miradas

congeladas en la piel.

Gritos que vienen de lejos

y que erizan las tardes.

Una insatisfacción

un desasosiego,

un morir de ganas de seguir siendo

y de desear no ser al mismo tiempo.

Mirarse al espejo

y ver que se es otro,

otro que nos conoce de memoria.

Acercarse al abismo

con los ojos del miedo

abiertos de par en par.

Cerrar los ojos

para soñar que esto

no nos está pasando a nosotros.

Escribir como única forma

de no morir del todo.

Y sonreír, siempre sonreír

negando el pavor de los días contados.

Así que esto fue la vida

y ya no recuerdo para qué fui feliz.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Para ti siempre



Porque un día   
te quedaste a vivir 
en mi mirada
y me quitaste la tristeza;
porque en tu mirada
había un universo 
de estrellas
y de tus sueños volaban
mil mariposas 
hacia mí
y porque nadie 
me volverá
a amar como tú
en esas tardes eternas de julio,
te adamo.

Enamorados



Dos adolescentes
desnudaron sus tristezas,
y vivieron el paraíso
que tanto habían buscado.
Dejaron en la piel
y en la memoria
sus sueños y pasiones.
Ahora al recordarse
sonríen,
porque una vez
el amor los embrujó
cuando eran casi niños
y estaban enamorados.

El amor comienza en la mirada

Para Esther

Tu mirada
que yo pretendo que sólo sea mía,
que parece que me quisiera,
que habla conmigo,
que sin decir nada lo dice todo.
Tu mirada
que es como tu vida,
como el amor cuando florece,
que se queda mirándome
y no me olvida.
Tu mirada
por la que yo madrugo
y por la que no quiero irme a dormir.
Tu mirada
que es el comienzo de todos mis placeres
y de todas mis angustias.
Tu mirada, en fin,
donde naufragan mis tristezas
y yo resucito cada mañana,
adonde mis sueños y yo un día
regresaremos para no volver jamás.



martes, 9 de septiembre de 2014

*Vuelvo a ti

Vuelvo a ti,
querida vieja amiga,
antigua compañera de mi vida,
mi único y verdadero amor.
Vuelvo a ti
querida soledad,
para por fin descansar 
para que me acompañes
en este último camino
hacia el silencio, 
hacia la nada.